Todos los grandes músicos de la historia comenzaron de la forma más paupérrima posible. Tocaban con instrumentos prestados o de segunda mano que les daban más problemas de los que les solucionaban. Muchas cosas se les dificultaron, desde el simple hecho de buscar la compañía perfecta para formar una banda decente, hasta el encontrar sitios donde los dejasen expresarse libremente y de esa manera llegar a más oídos posibles. Muchas de esas bandas y músicos vieron cómo su carrera comenzaba en lugares pequeños donde la audiencia muchas veces se mostraba renuente a darles una oportunidad. Y, sobre todo en Estados Unidos, los lugares donde más chance les daban a lo músicos nuevos fueron diferentes sótanos de varias ciudades del país vecino.

En la calle de Julio Verne número 93, tras la puerta del sótano de dicho lugar se encuentra un lugar como ningún otro: El Jules Basement. Un pequeño bar que recuerda los años 20 estadounidenses donde ofrecen cocteles y un ambiente que e trata de un viaje en el tiempo a la era de la prohibición (Al Capone y compañía).

En este recinto privado se lleva a cabo el Festival de Jazz Jules Basement que en este 2016 presentará su cuarta edición. Que, al más mero estilo de los clubes de jazz de New Yorl o New Orleans, recrea esa sensación de cuando los músicos apenas iban comenzando su trayectoria para convertirse en todas unas personalidades después.

Para este año el Festiva de Jazz se presentará del 23 al 25 de febrero y contará con la participación de la Armando Cruz Be Bop Band, Project Brazilian Jazz, Madera Negra Flamenco Jazz, Iván Barrera Trío Jazz Fusión y Lariferpool Funk Jazz.

Todos ellos llenarán este pequeño lugar de notas melodiosas y acompasadas. Para asistir lo único que deben hacer es llegar al lugar, sin embargo, para no tener que esperar o incluso quedarse afuera, lo mejor es que reserven directamente en la página del Jules Basement. El cover por persona será de 100 pesos.

No dejen pasar la oportunidad de escuchar el Jazz como debe ser escuchado: En un pequeño sótano en el corazón de una ciudad en constante movimiento.

Jules Basement se encuentra en Julio Verne número 93, colonia Polanco.